miércoles, 30 de agosto de 2017

Receta fantástica para gente fantástica

Comenzar el curso siempre es un motivo de nervios, ilusión y novedades, también para el profesorado. Dar los primeros pasos con firmeza y una sonrisa es fundamental para transmitir ilusión y confianza a nuestros alumnos. 

¿Cómo podemos hacer esto?
Hay muchísimas formas afortunadamente. Otras veces hemos hablado de la motivación en los menores, en los padres, en momentos puntuales del día... y esta vez nos referimos a los profesores y maestros.
Nuestra propuesta es, concretamente, para los directores, los jefes de estudios, los jefes de departamento o quienquiera con ganas de sacar una sonrisa y hacer grupo con sus compañeros.

¿En qué consiste? 
Es muy sencillo. Basta con recopilar los siguientes materiales y agruparlos en una bolsa. Tantas bolsas como compañeros a regalar.
Cada bolsa contendrá una bolita de plastilina, un pequeño espejo (nosotros utilizamos un pequeño fragmento de papel de aluminio), un superhéroe (un muñequito o un recorte), metro (en nuestro caso lo patrocinó Ikea, pañuelos, lápiz, una goma de borrar, un tenedor, un clip, una pinza, un bote pequeño, un cartel de autoestima (descargar aquí), unas semillas, una paracetamol, un caramelo y, finalmente, un sobre de tila.
Una vez preparadas las bolsas simplemente tendremos que entregar una bolsa a cada "persona fantástica" junto con la siguiente hoja de instrucciones (descargar aquí).

¿Cuándo lo hago? 
Aunque es perfectamente válido para cualquier momento del año, el momento óptimo, el más lógico, es el comienzo del curso académico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario