miércoles, 5 de abril de 2017

Fomentando la lectura en el aula.. y fuera de ella!

Dejamos a un lado, al menos en esta ocasión, la importancia de la lectura y nos centraremos en la necesidad de fomentarla. Contaremos para ello la estrategia que utilizamos en el aula y las normas que proponemos a los alumnos persiguiendo la lectura sobretodas las cosas. Queremos decir sobretodas las cosas en que entendemos que el objetivo es LEER y, por lo tanto, muchas de las propuestas que detallamos a continuación entendemos que, si bien debatibles, persiguen esa lectura con mayúsculas y no tanto la pureza de dicha lectura.
.
Normas del lector
Al comenzar el periodo concreto (en nuestro caso por trimestres) recordamos al alumnado las normas del Club de Lectura. Son las siguientes:

Carnet del lector
Además de las normas nosotros utilizamos un carnet de lector para clase. Se trata de un detalle que les motiva y estructura. En su cara se completa con sus datos y en el envés planteamos la pirámide del lector en la que se asciende según el número de libros leídos en el trimestre (nosotros utilizamos gometes para indicar el escalón concreto). Un escalón por libro leído.
Os lo dejamos para que podáis imprimirlo, pegar ambas tapas y plastificarlo (versión descargable pdf).


Posibles recomendaciones al profesorado/padres
  1. Los inicios son los más duros. Es común ver en los alumnos una enorme pereza inicial a vencer y que, una vez superada, la lectura no supone ningún esfuerzo. Para ello trata de implicarte en las primeras páginas hasta que entre en inercia con el libro. Puede ser un par de mañanas seguidas en el último cuarto de hora de la clase de lengua, en tutoría o con la complicidad de sus padres.
  2. Permite el abandono. No se trata de cambiar constantemente de lectura pero permite cambios sobre la marcha. Si obligamos a leer textos que, por el motivo que sea, no entran fomentaremos su falta de motivación y sensación de obligación. Muchos adultos también abandonamos lecturas si tras un cierto número de páginas no nos sentimos enganchados, ¿por qué ellos no?.
  3. En la lectura vale todo (o casi). Podemos exceptuar temáticas fuera de tono pero no formatos. Leer a Mortadelo y Filemón, Yakari o manga no es leer peor sino diferente.
  4. Sé ejemplo. Demuéstrales que lees también. Recomienda libros. Háblales de tus sensaciones e intereses. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario