miércoles, 8 de febrero de 2017

10 Trucos para despertarse feliz


Despertar con buen humor asegura, según algunos estudios, hasta un 40 % de posibilidades de disfrutar de un buen día. La  clave es tener el control de tu mente. Libérate del mal humor matutino y goza del día lleno de energía y optimismo.
El salir de la cama y arreglarse para ir al cole o a trabajar puede convertirse en la primera discusión del día. Acumular mensajes negativos es el mayor peligro a la hora de definir nuestro estado de ánimo para toda la jornada.

No somos conscientes de la fuerza que tienen en nuestra mente mensajes como no puedo despertar, que horror de día o todo lo que me queda por hacer. Estos, junto a otros comentarios burdos o dañinos, que expresamos justo en el momento que suena nuestro despertador puede marcar nuestro día sin que seamos conscientes de ello.

Pero este poder tiene su otra arista, la versión constructiva. Ante cualquier actividad, si nos mandamos mensajes positivos, adquirimos fuerza, valentía y seguridad. Por otro lado, si nos trasmitimos pensamientos negativos conseguimos inestabilidad, frustración e inseguridad. Por lo tanto, ¿qué camino quiero mostrar a mi mente justo al despertar? Pero, no es tan sencillo. Estos mensajes son involuntarios y automáticos, de forma que cuesta cambiarlos. Pero, tranquilo, no es imposible.

A nuestros hijos les ocurre completamente igual que a nosotros. Abrir los ojos y salir de la cama es un reto para la mayoría de nosotros. Pensar en las rutinas, las normas, las clases, el esfuerzo o las actividades extra escolares puede suponer una carga que al recordar mine su ilusión o motivación por un nuevo día, especialmente cuando se trata de vencer la pereza del madrugón.
Desde luego es fácil entender que la actitud que vemos al despertar es el mejor (o peor) remedio para adecuar nuestra actitud ante el día que empieza. Como padres, es muy probable que nuestra cara y comportamiento sea lo primero que vean y que les condicione. Entendemos que una mañana que empieza con una protesta, con un ¡Venga levántate ya!, ¡Vas a llegar tarde como todas las mañanas, vístete rápido!, no nos predispone de igual forma que una que comienza con un beso, un cálido ¡Buenos días cariño!. Pero ni ellos tienen siempre las mismas ganas ni nosotros la misma paciencia o energía, así que buscar trucos, cambios o estrategias que adaptemos a nuestra situación personal es una buena idea.

Procedimiento. Gincana musical. Por ello os proponemos una gincana musical para utilizar tú y tus hijos, con el fin de que consigáis programar una forma diferente de comenzar el día y conseguir anticipar posibilidades, fuerza y optimismo. 
Se trata de una actividad familiar, por lo tanto, trabajar en equipo y flexibilizar opiniones será un punto clave.

Material necesario:
Un reloj grande que determine la hora en la que ha de sonar cada canción (puedes aprovechar el de la cocina o, porque no, comprar uno para ello).
Un ordenador, tablet o mp3 donde reproducir cada canción (se puede utilizar la radio, y hacer cada actividad mientras dure cada canción que suene).

Preparación
1. Realizaremos juntos una búsqueda de canciones que nos trasmitan optimismo, nos den fuerza, ilusión y generen energía positiva. Al final del documento te proponemos sendas listas de reproducción, una para menores y otra para adultos y adolescentes, que pueden servirte de inspiración.
2. Explicaremos a nuestro/s hijo/s que la mañana se divide en las siguientes actividades:
o   Despertar
o   Desayuno
o   Vestirse
o   Ducha
o   Aseo

3. Ahora vamos a seleccionar, junto a él, una canción para cada actividad. En algunas, como el desayuno, podemos no poner música o seleccionar varias que se adapten al tiempo disponible. No se trata de que se atragante.

Ejecución
0. La hora de despertarse debe permitir, tanto al menor como a nosotros mismos, prepararse tranquilo y con cierto margen de maniobra. De no ser así, estamos condenando la dinámica y el resultado de nuestra mañana (y, con ello, de gran parte del día).
1. En el mismo momento en el que toque despertarse ponemos la canción elegida.
2. Dejamos que las canciones se reproduzcan en el orden seleccionado y que él mismo cumpla los tiempos.
3. Refuerza su actitud positiva y cuando cumpla con las canciones relacionadas con las tareas que más le cuestan.




Lista de reproducción para despertarse feliz | Versión adolescentes y adultos


Lista de reproducción para despertarse feliz | Versión niños

2 comentarios:

  1. Lo he utilizado y.. resulta!!!! De momento vamos mucho mejor. Sobretodo más contentos! Mil gracias!

    Por cierto, las canciones de menores se nos quedan costas? Alguna sugerencia más? Mi hija tiene 7 años..

    ResponderEliminar
  2. La BSO de Aladdin! A mi hijo le encanta.. salta sobre la cama cada ver que la oye como si fuese una estrella!

    ResponderEliminar